Cineteka.com - Videoclube de culto para cinéfilos exigentes
Videoclube Adesão Ajuda Preçário Contactos Parcerias Login

Brevemente... Novidades Promoção TOP + Reposições Premiados Ao Acaso Acção Animação Aventura Biografia Clássico Comédia Crime/Policial Desporto Documentário Drama Família Fantasia Ficção C. Film Noir Guerra História Musical Religião Romance Séries/TV Terror Thriller Viagens Western Erótico
Um Eléctrico Chamado Desejo (A Streetcar Named Desire)
TrailerAlugar
14 Prémios e 15 Nomeações
Realização:
Elia Kazan
Ano: 1951
País:
EUA
Idade: M/12
Duração: 122 min
IMDB: 8.1 (27.581 votos)
Adaptado de uma das mais conhecidas peças de Tennessee Williams, A STREETCAR NAMED DESIRE é, com ON THE WATERFRONT, um dos mais célebres filmes de Kazan. Pode dizer-se que, baseado numa peça estreada no ano da criação do Actors’ Studio, é o filme que levou o “Método” ao cinema. Brando trouxe uma nova forma de representar que veio revolucionar o teatro e o cinema. A história tem a ver com os recalcamentos sexuais de uma mulher sulista, que acabará violada pelo cunhado...
Detalhes Técnicos
Duração: 122 min. Vídeo: Standard 1.33:1 [4:3]
Áudio: Mono Inglês Espanhol Alemão
Legendas: Português, Inglês, Espanhol, Alemão,
Comentários dos utilizadores: Escreva um comentário sobre este título
Blanche, el oscuro objeto del deseo (Pontuação: 10)
Casi no sé por dónde empezar…………cómo escoger entre actores, director y técnica…………..todo en esta película es magistral, hermosamente producido e interpretado con una radiante y rotunda autoridad artística.

Elía kazan dirige con una ternura atemporal este clásico de teatro de Tennessee Williams.Los diálogos de la película son una copia más que una adaptación de la obra literaria.Las palabras se deslizan de la boca de los actores con musicalidad y sonoridad afinada. Las interpretaciones son en sí más teatrales que cinematográficas,sin dejar por eso de ser una de las mejores películas de la historia del cine(para mí).Las imágenes en blanco y negro,más negro que blanco,debido al contexto específico de la película y de casi todas las escenas transcurrir por la noche,son un compendio de un esmerado y complejo estudio de la iluminación preciso y exacto.Me encanta esa combinación perfecta de tonos negros,oscuros ,grises y opacos. La tonalidad cromática de esos colores es una paleta compacta y bien conjugada.

Marlon Brando transpirando en las noches calientes de Nueva Orleans, sudando erotismo y brutalidad por cada poro de su piel. Estremeciendo los corazones del resto de nosotros,pobres mortales ,impactados e impregnados de esa secreción ruda, violenta, compulsiva y arraigada en el centro de su alma. Exudación en las pupilas hambrientas de sus ojos metálicos, apoyados por su lengua de lava corrosiva que lo arrasa todo sin piedad a su paso. Lecciones de actor que han dejado para la posteridad,cómo se puede sentir dentro de la piel y de una manera tan simbiótica interpretar un personaje, sin que la propia persona se atisbe en un único segundo en todo el filme, como si él propio desapareciese por completo y se vaciase para dejar paso a Stanley, el personaje. Marlon Brando siempre me ha gustado. Llena completamente cada fragmento de metraje, sea cual sea su estilo o condición. Su dominio en las escenas que interpreta es abrumador, capaz de elevarte en el deseo,el odio o la más absoluta locura.Con él mis sensaciones son un cúmulo de ondas expansivas que me hacen vibrar de expectación, provocación, o irracional comprensión………

Vivien Leigh es Blanche. Una mujer sureña que disfraza su oscuro y promiscuo pasado bajo la falsa apariencia de una gran dama.Su fragilidad no sólo se transparenta a través de su cuerpo físico sino también a lo largo de su complexión emocional y mental. Nos descubre poco a poco su desequilibrio y su degeneración psíquica cada vez que Stanley la embiste con su violencia. Revierte su sanidad a medida que Stanley desnuda su máscara.Vivien no es de las actrices que más me gustan. Siempre me transmite una imagen de mujer odiosa e insoportable, de desmedida vanidad, pero en esta película consigue sorprenderme. Cada mirada furtiva que escapa a los ojos de Marlon Brando es pura poesía de actriz. Su cuerpo temblando ante la violencia es demoledor, se siente dentro de la piel, como un escalofrío desgarrador recorriendo la médula espinal.

Ellos dos son los principales duelistas, Stanley desprecia todo lo que Blanche representa, su fragilidad en vez de conmoverlo le hacen más agresivo. Blanche repudia todo lo que Stanley le transmite, la dominación y todos los hombres que han abusado de ella a lo largo de su vida. Si bien entendemos desde el principio que Blanche no tiene la más mínima oportunidad ante Stanley y a partida la condenamos como la víctima, en cuestión de interpretación el resultado fue un maravilloso empate de talentos interpretativos, llenos de magia y deliciosa soberbia profesional. Vislumbrándose en todo momento la mano de Elia Kazan dirigiendo este dueto armónico en una partitura de sabor amargo y tortuoso,espeso como el sudor de Brando fuerte como la resistencia de Blanche.

El dueto se convierte en cuarteto ante los coprotagonistas de esta obra. Stella (Kim Hunter)la hermana de Blanche. Atrapada en la virilidad de Brando, en cada gota de sudor que el desprende. Cautiva de su figura masculina y atrapada en las redes de su amor incondicional. Ella, al contrario de Blanche no es su víctima sino el rehén que Brando necesita en su bipolar corazón egocéntrico. Una relación de dependencia emocional sólo rota ante la rudeza que él le muestra. En este momento recuerdo a Marlon Brando gritando ante la escalera el nombre de Stella, llamándola en su desesperación y en su crudeza. Es la dualidad representativa de su realidad en una espiral de altos y bajos limitadores de ambas personalidades.

Karl Malden es Mitch, el mejor amigo de Stanley y su supuesta consciencia . Debatiendo hábilmente la brutalidad de Stanley nos acerca en cierta medida a la normalidad, aunque a lo largo del filme su personaje sucumbe ante la irracionalidad, el furor de la violencia y el desengaño.

Sorprendente final en el que cada uno de los personajes en el límite de sus conflictos, desembocan en una catarsis interior. Stanley al máximo en su delirio violento,paga muy caro sus errores.Mitch una vez más impotente ante su destino guarda en su interior su dolor y su frustración. Stella consigue por una vez hacer lo correcto y liberarse de su yugo. Blanche,mi amada Blanche,en su resquebrajado interior conserva una pureza inmaculada,su fin(el más trágico) me aniquila el pensamiento y el corazón.Su suavidad y su dulzura ante la adversidad me transportan hasta humeantes tazas de té y conversaciones banales en una tarde típica sureña. Vestida como una elegante dama de guante blanco,camina majestuosa y radiante delante de todos los rostros afligidos y llorosos mostrando esa gran señora que siempre en el fondo fue.Pasos leves a través de la fauna de la intolerancia que la ha conducido a su demencial y abyecta fragilidad. Con la cabeza bien alta y el orgullo de ser quien es una frase estremecedoramente aplastante dedicada a la intransigencia de los humanos: “Siempre he confiado en la bondad de los extraños”.

Gracias Cineteka por regalarme esta gran película que forma parte de los filmes de mi vida,de esos que me acompañan en mis recuerdos con imágenes que son fotogramas personales y que están cosidos a mi piel.
Por Isabel (LISBOA)2009-07-21
Se gostou deste título, também recomendamos:
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer

Últimos comentáriosPróximos Lançamentos
28/Ago
Trailer
25/Set
Trailer