Cineteka.com - Videoclube de culto para cinéfilos exigentes
Videoclube Adesão Ajuda Preçário Contactos Parcerias Login

Brevemente... Novidades Promoção TOP + Reposições Premiados Ao Acaso Acção Animação Aventura Biografia Clássico Comédia Crime/Policial Desporto Documentário Drama Família Fantasia Ficção C. Film Noir Guerra História Musical Religião Romance Séries/TV Terror Thriller Viagens Western Erótico
La Vie En Rose (La Môme)
TrailerAlugar
31 Prémios e 33 Nomeações
Realização:
Olivier Dahan
Ano: 2007
Idade: M/12
Duração: min
IMDB: 7.6 (13.171 votos)
Marcado por uma espantosa representação de Marion Cotillard, “La Vie en Rose” revisita a extraordinária vida de Edith Piaf e desvenda a alma de uma mulher frágil e com uma voz imortal.
Desde a infância à glória, dos bairros de lata de Paris até às luzes da ribalta em Nova Iorque, o percurso de vida de Edith Piaf foi uma batalha constante para cantar, viver e amar. A sua voz magnífica, os seus romances ardentes e as amizades que tinha com grandes nomes da época fazem de Edith uma figura mítica conhecida em todo o mundo.
Um filme obrigatório para ver ou rever!
Detalhes Técnicos
Duração: min. Vídeo: Widescreen 1.78:1 anamórfico
Áudio: Dolby Digital 5.1
Legendas: Português,
Comentários dos utilizadores: Escreva um comentário sobre este título
Non, Je Ne Regrette Rien (Pontuação: 8)
Desde la sala dónde escribo mis comentarios y bajo el cuadro enorme en blanco y negro de la ciudad de Paris que como una ventana abierta contemplo todos los días, sonrío y elijo la música bajo la cual mis dedos se deslizarán al escribir……… sí, claro, la gran Edith. Un recopilatorio grabado en directo, (The Legendary, Edith Piaf) y el sueño de una voz arrastrando la "r" se abre paso en el silencio inundando la sala, el cuadro de París y a la que suscribe, con una tibieza melodiosa que llena el corazón y suspende la respiración. Evocar Francia y escucharla es la misma cosa. Pocos artistas consiguieron que se les identificase con el espíritu de una ciudad y un estado emocional con tanta precisión como ocurre con ella. Es universal pensar en Edith e instantáneamente trasladarse a París.

Biopic poco extenso de La Gran Edith Piaf. Visionar este filme sin saber nada de esta diva de voz inconfundible no esclarecerá dudas sobre su vida, se centrará en su parte menos buena y dejará pasar por alto hechos significativos de su inusual existencia, (que es lo contrario de lo que se pretende al filmar una biografía), pero como comienzo para descubrirla no está mal. Si hay algo que se evidencia al terminar el filme es la curiosidad por descubrir más sobre ella, lo que personalmente encuentro interesante desde la perspectiva didáctica.

Dominio absoluto dentro de la película en la fotografía, creando ambientes con unos claros/oscuros dignos de mencionar. La penumbra envuelve casi todas las escenas identificando la propia personalidad de Edith en ellas, dotando al filme de riqueza visual estrepitosa. Que contraste grandioso de luz, te encaja sutilmente en cada plano, desde una calle bulliciosa parisina, pasando por la iluminación hiriente de los focos cegadores de un palco hasta la opacidad de un café nebuloso. El cambio de luz, marca todos los estados posibles de ánimo de la protagonista y acompaña fielmente las partes dramáticas.

Narrativa en flashback temporales desordenados, a los que no se les encuentra sentido hasta el final del filme, en dónde entendemos que aquello que estamos a ver no es una biografía lineal, sino los últimos pensamientos de una moribunda. Todas las imágenes sentimentales de una vida pasando por delante de los ojos, como ella propia dice: estoy recordando cosas que no quiero recordar, fantasmas que hace tiempo me persiguen. Es ahí donde el puzle temporario se foca y percibes con realismo, que esa noche, su última noche en Grasse, en la cama, casi sin poder respirar, la introspectiva que hizo sobre su vida y su balance final fueron positivos y partió en paz. Original y bella forma de narrar una vida, desde su final, en diapositivas aleatorias de momentos emocionales.

Banda sonora de principio a fin Edith Piaf 100%. Con una particularidad sorprendente, explicar con las imágenes sucesivas el porqué de cada canción, saber en cada caso como ella las encuadraba dentro de su vida. Un ejemplo claro de esto es un plano-secuencia bastante complejo, en donde ella se despierta con los besos de Marcel (El boxeador francés que fue el amor de su vida) le va a preparar un café y cuando vuelve a la habitación ella empieza a buscar un reloj por toda la casa y ahí le notifican su muerte, entre el dolor y los gritos ella corre por la casa y esta escena acaba encima de un palco cantando Hymne à l’Amour en un montaje brillante, la canción con la que ella siempre recordaba a Marcel, cantada con una voz trémula y una sonoridad que ultrapasaban todos los límites de su cuerpo, en unas dosis de emotividad como pocos artistas consiguieron. Ocurre lo mismo con el resto de la banda sonora, “Milord”, “Non, Je Ne Regrette Rien”, “Padam………Padam”………El resto del tiempo todo gira en torno a un ensayo muy personal dentro de un arreglo musical, (compuesto para el filme) de su gran “La vie en rose”. Su canción más famosa y reconocida en todo el mundo. Absolutamente fantástica, esta manera de abordar una banda sonora. Los fans de Edith no deberían perder este filme.

El argumento fue lo único que tiene un pequeño fallo, en realidad dos: El primero inventar un personaje en la parte de su niñez, (la prostituta Titine), es innecesario, pues los primeros años de Edith para bien o para mal, fueron lo que fueron, duros, criada en las calles de parís por una madre que de madre tiene poco, un padre ausente y una abuela que la alcoholizó con una edad muy temprana. Suavizar esto es imposible, humanizar su infancia con una prostituta que le da un afecto materno, puede quedar bonito dentro de la película pero la verdad es que durante el período que vivió con su abuela en el prostíbulo no hablaba, no se movía, prácticamente no existía. Edith aprendió a amar a través de su música, eso alimentó su espíritu desde pequeña. Como ella propia decía: Si no canto, muero. Amor fue una palabra que ninguno de sus progenitores ni cuidadores supieron dar en su infancia. Puede ser violento, pero es la realidad.
El segundo error del argumento es centrar su biografía tan sólo en su parte emocional y dejar el resto en el desconocimiento. Hay muchas cosas importantes en la vida de esta mujer, como por ejemplo prestar auxilio a los artistas judíos en la segunda guerra mundial y posteriormente atreverse a ayudarlos a escapar. Su postura y posición política fue algo que ella siempre proclamó a los cuatro vientos sin importarle las consecuencias que esto le podría traer. Tenía temperamento, sí, es cierto, su persona era difícil de contrariar, pero no era una persona inflexible, entregaba todo lo que tenía a los que la rodeaban y le eran fieles. Ella sola salvó uno de sus teatros preferidos el Olympia, dando una serie de conciertos dos años antes de su muerte. Ganó fortunas aunque muriese en la miseria, precisamente por dar, no por extravagancia. Se impuso a si propia desde siempre que cantar era lo más importante y lo fue, toda su vida. Cantaba y respetaba a su público más que el público a ella. Prácticamente anestesiada por la adicción a la morfina subía al escenario y cantaba, dos veces se desplomó en el palco por su débil salud, y contrariamente a lo que era de esperar, pidió para volver a cantar. Se entregó por entero a su voz.
Suavizaron también significativamente sus relaciones lésbicas, Marlene Dietrich mantuvo con ella una relación sentimental, aunque en el filme esto quede enmascarado bajo el esbozo de una amistad.
Su vida también tuvo períodos muy felices, tranquilos, sin excesos. Disfrutando de la intimidad de su casa, sus amigos y las mieles del éxito. Amigos en los que se incluían muchos intelectuales de la época. Impulsó las carreras musicales de todos sus amantes, les ayudó a triunfar………Todo esto serviría para que dentro del argumento su vida fuese menos dramática, y darnos la otra parte que nos negaron.

Terminaré hablando de lo mejor del filme: Marion Cotillard. La protagonista que en una interpretación fuera de lo normal, se transforma en una fotocopia exacta de Edith Piaf. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con una actriz. No es sólo la caracterización impecable de vestuario y maquillaje lo que sorprende en su actuación. Es toda la emoción y toda la monstruosa capacidad para defender este papel y convencernos de que ella es Edith. Su forma de caminar, de posicionar las manos cuando cantaba, de encogerse cuando hablaba………ver a Cotillard en este filme es ver a Edith resucitada, como si fuese el reflejo de una imagen en un espejo. Oscar a la mejor actriz merecido. Reproduce sin caer en lo grotesco, con mucho acierto, el personaje de Edith. Sus primeros años dolorosos en los que no es más que una chica pobre de las calles de París llegan a la médula. Hubo momentos en los que fijé mis ojos a la pantalla incrédula, intentando discernir si aquello que veía era un sueño perfecto que me acababa de inventar. Arropa la personalidad de Edith, aviva en la memoria a “ La Môme Piaf” y nos la esculpe en cada gesto.
La última etapa en la que ella con poco más de 40 años, (pareciendo aparentar 60), nos deja en las imágenes la decadencia y decrepitud de Edith, son de un impacto explosivo, categóricamente bueno, muy bueno. Cotillard espléndida y aturdidoramente colosal, empapa dentro de su cuerpo el espíritu de Edith para plasmar en este buen filme, una vida y una voz eternas.
Por Isabel (LISBOA)2010-02-16
Se gostou deste título, também recomendamos:
Novo
Trailer
Trailer
08/Mar
Trailer
08/Mar
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer

Últimos comentáriosPróximos Lançamentos
21/Fev
Trailer
18/Fev
Trailer