Cineteka.com - Videoclube de culto para cinéfilos exigentes
Videoclube Adesão Ajuda Preçário Contactos Parcerias Login

Premiados TOP + Reposições Ao Acaso Acção Animação Aventura Biografia Clássico Comédia Crime/Policial Desporto Documentário Drama Família Fantasia Ficção C. Film Noir Guerra História Musical Religião Romance Séries/TV Terror Thriller Viagens Western Erótico
Underground - Era Uma Vez Um País (Underground)
Alugar
4 Prémios e 5 Nomeações
Realização:
Emir Kusturica
Ano: 1995
Género:
Comédia
Drama
Idade: M/12Q
Duração: 167 min
IMDB: 8.0 (11.444 votos)
PALMA DE OURO - CANNES 95

Desde Fellini que não havia um filme tão ligado à volúpia das imagens.
-António Cabrita, Expresso
Em Abril de 1941, Marko e o seu amigo Blacky trabalham no mercado negro, organizando ao mesmo tempo a resistência contra os nazis. Em 43, Marko esconde Blacky numa cave. Este é procurado pelos alemãos. Em 44 é a paz, mas Marko convence Blacky de que o país continua em guerra. Em 61, Blacky descobre a traição do seu amigo. Em 91, Ivan sabe da impostura do seu irmão Marko e do novo drama que destrói a sua terra natal. «Underground»: era uma vez um país...
Detalhes Técnicos
Duração: 167 min. Vídeo: Widescreen 1.77:1 anamórfico
Áudio: Servo-Croata Dolby Digital 5.1
Legendas: Português
Extras: . Trailers "Underground" e "Gato Preto, Gato Branco"
. DVD-ROM (Artigos e Dossier de Imprensa, Fotos, Filmografia do Realizador)
Comentários dos utilizadores: Escreva um comentário sobre este título
Recomendado (Pontuação: 8)
O que eu chamo "cinema de autor". Material de qualidade.
Por Bento Pereira (PONTINHA)2010-10-09
a mentira de uma vida (Pontuação: 9)
um filme fantástico, mais um de Emir, que nos conta a história de uma vida baseada numa mentira e as consequências dessa mesma mentira, sem perder a fantástica veia cigana existe em "gato preto gato branco"!
aconselho vivamente!
Por Francisco Martins (PORTELA LRS)2010-10-07
El País del Nunca Jamás (Pontuação: 9)
Érase una vez un país……… (título original del filme),……… y un fabuloso cuento arranca en su narrativa quimérica de fantasías caprichosas, pesadillas espeluznantes y esperanzas quebrantadas. Filme diferente especialmente indicado para quienes disfrutan con un tipo de cine personal, costumbrista y fuera de lo convencional.

Emir Kusturica relatando con su impecable forma de dirigir la realidad de 50 años de su país comenzando por la invasión nazi en 1941, continuando con la guerra fría bajo la dictadura de Tito y finalizando en la guerra de los Balcanes. Chapuzones de desesperación infiltrados desde el dolor de la pérdida de la identidad de una nación. Crítica social ensamblada a la cultura tradicional de sus orígenes patrios y una nostálgica incursión por las infinitas escisiones que esto provocó en su tierra, en sus gentes.
Desde su primera imagen te deslumbra en planos muy centrados en cada personaje, descubriéndolos por dentro y por fuera, exponiendo en esos pocos segundos sus caracteres. Instantáneamente, el rechazo o la identificación es clara y directa. Como comienzo, intuitivamente imaginas el resto, pero en el progreso del filme deparas con que todo lo que tu mente pueda inventar se torna deficiente en comparación a la gran mutabilidad de Kusturica.

En su parte más técnica notoria fotografía en tonos marrones, predisponiendo el factor psicológico en todo el recorrido de esta fábula por veces cruda y violenta, oscureciéndose a ritmos agigantados en la segunda parte del filme y en gran parte de la tercera.
Buena integración de efectos especiales cuando injertan al protagonista interaccionando con imágenes de documentales antiguos (muy similar a las imágenes de el filme Forrest Gump, por ejemplo cuando le da la mano a Kennedy, o pasea por el interior de la casa blanca……) (aunque particularmente a mí no me guste demasiado esta técnica)(por mucha definición que la dichosa pantalla verde pueda dar y después las combinen con imágenes generadas por computador).
Disparidad en el ritmo de la película, pero en absoluto un fallo, dentro de ese resumen descomunal en tiempo Kusturica por veces se vuelve detallista al milímetro en algunas escenas, alargando la significación trágica o contándonos al pormenor datos importantes para la comprensión posterior del filme, lo que suscita esos picos tan distantes en ritmo, tanto narrativo como temporal.
Imprescindible ropa cómoda, ir al baño antes de visionarla y para los amantes de las palomitas hacer una gran cantidad de ellas pues la duración es extensa (167 minutos, que a mí se me pasaron volando), amenizados con grandes dosis de humor y situaciones extraordinarias, superando así ese “hándicap” temporario.

Película con la sombra del maestro Fellini rondando en muchas escenas. Evidente sobre todo en la final, en esa boda que es casi una copia exacta al cierre de su descomunal “Amarcord” en la celebración de la boda de “La Gradisca”, y continuo homenaje que Kusturica le brinda en demás situaciones grotescas. Quizás por esto la disfruté tanto, quizás fuese ese recuerdo lo que me llevase a devorar este filme como lo hice, pero independientemente a mis gustos personales, esta obra merece ser disfrutada por ella propia y por todo su contenido.

La música es un punto y aparte. O la odias o la amas. A mí me fascinó desde el principio toda ella. La estridencia de una banda que persigue en todo el filme a sus personajes te explota en la cara desde el primer segundo, pero son los conductores indudables de gran parte de la trama emocional. Sin sospecharlo entre la banda sonora por tres veces somos asaltados por la incursión de una canción mítica “Lili Marleen” interpretada por “Lale Andersen” himno indiscutible de la segunda guerra mundial, inmortalizado por la Diva Marlene Dietrich. No se acaba aquí el prodigio de esta banda sonora, canciones Yugoslavas, tangos y Goran Bregovic. Un festín sonoro que no pasa desapercibido y al que yo me rendí literalmente.

Argumento que se destaca además por sus interesantes historias: La evolución de un enfermizo triángulo amoroso. El crecimiento de personas encerradas en un sótano sombrío ajenas a la realidad que afuera existe. Animales siempre presentes en todo el filme con escenas sorprendentes en significación y utilizados de las más “variopintas” maneras que aportan unas metáforas valiosas que engrandecen este amplio guión en el que el propio kusturica participó.

Elenco perfecto, cada personaje te conquista por entero y te deja con ganas de querer ver más.
Destacable para mí, Iván (Slavko Stimac) con un personaje en apariencia simple pero que a medida que los minutos se suceden va agrupando en torno a su persona y su historia una carga concentrada en simbolismos variados, finalizando con un discurso al que no consigo poner epítetos de lo grande que es.

Cada parte de las tres que componen el filme es importante pero dentro de todas ellas la tercera es extraordinaria en belleza, lirismo y significación. La muerte colectiva más bella en la historia del cine, como en un poema abstracto, las almas se purifican a través del agua y se juntan todas en una fiesta pacífica y armoniosa.
……………Y el cuento llega al fin, con el mensaje extraordinario de una tierra que no existe, al igual que la ya extinta Yugoslavia, en una equivalencia aterradora con tan sólo el recuerdo vago de los sueños de la tierra de nunca jamás. El cuento de hadas con final feliz que Kusturica soñó para su destrozado País.


Apunte personal:
Emir kusturica girando los talones del tiempo me trae a la memoria a la mítica Marlene Dietrich, entre palpitaciones mi cerebro rebusca y resurge la imagen en blanco y negro de un cabello ondulado rubio que es el precursor de un vestido de seda adaptándose a los contornos corporales de una mujer de pie en una escalera, insinuante y provocadoramente bella, en un esbozo sin igual de sus piernas interminables bajo el satín que la cubren. Llega después su voz tan personal y sensual, ligeramente masculinizada por el acento de su lengua materna, para divagar finalmente por las memorias de algunos de sus filmes como el gran “Angel Azul” (primera película sonora alemana) “Marruecos” “El juicio de Nuremberg” o “Sed de mal”…………perdiéndome irremediablemente en este sueño de mujer.
Cómo admiro a esta diva, que siendo Alemana manifestó su repulsa contra el movimiento nazi y se opuso públicamente a los ideales de Hitler, que cantó para las tropas aliadas en la segunda guerra mundial. Ella propio modificó la letra de Lili Marleen para incitar a los soldados alemanes a que desistiesen de la guerra y volviesen a casa. Combatió por sus ideales políticos dentro del glamour de “femme fatal” impuesto por su descubridor Josef von Sternberg con el que colaboraría durante 5 años prolíficos y la lanzaría al mundo como estrella, (aunque Hollywood nunca reconoció debidamente su grandeza). Si bien su carrera como actriz tuvo muchos altos y bajos ya que sus papeles en Hollywood no fueron siempre apropiados hay algunas interpretaciones de Marlene que son un sello de calidad para la posteridad. Hay que ver este tipo de obras dentro de un contexto histórico. Fue actriz en la transición del cine mudo al sonoro, lo que hace que el lenguaje gesticular sea por veces exagerado, como le pasa a muchas actrices de esta época como Greta Garbo, Gloria Swanson o Mary Pickford. Ella empezó por el teatro, no por el cine y esta influencia está siempre presente en todas sus interpretaciones. Comparar esta manera de actuar con la actual no es posible. Su imagen de mujer fatal fue algo que la esclavizó para el resto de sus días pero igualmente ella equiparó esto en su vida distinguiendo su carrera e imponiendo cánones de belleza pero no sólo viviendo de su imagen. Se empeñó en seguir mejorando……y lo consiguió, afortunadamente para los que todavía vemos filmes de los años 20, 30 y 40 con tanto placer.
Por Isabel (LISBOA)2010-02-01
Se gostou deste título, também recomendamos:
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer
Trailer

Últimos comentáriosPróximos Lançamentos